Gastos de envío gratis a partir de 50€ en península

alimentación y menopausia

Alimentación y menopausia: todo lo que debes saber

Cuando la menopausia se acerca, es bastante común que las mujeres experimenten inquietudes ante los posibles cambios físicos y hormonales que esta trae consigo. Si te sientes identificada, este artículo te aportará sugerencias sobre alimentación y menopausia. Te animamos a seguir leyendo y descubrir las claves para abordar la menopausia con bienestar y energía.

Alimentación y menopausia, ¿es posible engordar?

Sin duda alguna, sí que es posible experimentar cambios en el peso durante la menopausia. Esto se debe a que los cambios hormonales pueden afectar a la distribución de la grasa y la disminución del metabolismo puede contribuir al aumento del peso. Por eso, es muy importante mantener un estilo de vida saludable que incluya una rutina de ejercicio regular y una dieta en la menopausia equilibrada. 

Pero, ¿qué tipo de alimentos debes tomar para evitar y paliar muchos de los problemas? Durante la menopausia, es beneficioso incluir en tu dieta alimentos que apoyen la salud ósea, el control de peso y el equilibrio hormonal. Te dejamos algunos puntos clave que deberás tener en cuenta para ayudarte a sentirte mejor.

Alimentación y menopausia, ¿Qué debo comer?

Si lo que quieres es reducir los síntomas de la menopausia (sofocos, sudores, sequedad vaginal, aumento en el peso, dificultades para dormir…), tener una alimentación sana y equilibrada es muy importante. Toma nota y añade estos alimentos en tu dieta en la menopausia:

  • Pescados ricos en Omega 3 como por ejemplo el salmón y las sardinas que son ricos en grasas saludables y beneficiosos para tu salud cardiovascular.
  • Legumbres  y frutas como las lentejas o los garbanzos, las manzanas o las peras, que son fuente de proteínas vegetales y fibra.
  • Los vegetales de hoja verde como las espinacas o el brócoli son ricos en calcio y otros nutrientes esenciales.
  • Alimentos como la soja, el lino o las semillas de girasol, que son ricos en fitoestrógenos y pueden ayudarte a equilibrar los niveles hormonales.
  • Mantente siempre hidratada con agua. Trata de tomar entre 1,5-2L de agua al día, te ayudará en tu salud en general.
  • Alimentos ricos en calcio como los productos lácteos (yogures, leche…) ayudan a prevenir la pérdida de densidad ósea, problema común.

Intenta adaptar estas sugerencias a tus preferencias personales y no te olvides de consultar con un profesional para que pueda ofrecerte pautas mucho más específicas en base a tu situación para llevar una alimentación y menopausia mucho más adecuada.

¿Que no debo de comer en la menopausia?

Durante la menopausia, no todo vale, puesto que hay algunos alimentos que pueden afectar de una manera negativa a tu salud y que por tanto, no deberías consumir.

  • Los alimentos procesados y ricos en grasas saturadas pueden influir en tu colesterol y salud cardiovascular. Además, aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y  fomentan el sobrepeso.
  • La sal en exceso puede afectarte en cuanto a la retención de líquidos y a tu salud cardiovascular.
  • Las bebidas con gas como por ejemplo los refrescos, pueden aumentar tus problemas en la vejiga, síntoma común de la menopausia.
  • Si tienes problemas para dormir, el alcohol y la cafeína pueden alterar tu calidad del sueño.
  • Trata de evitar el picante o los condimentos en las comidas, ya que su consumo pueden desencadenar sofocos y sudores.
  • Limita el consumo de azúcar en general. Este puede contribuir en el aumento de peso.

Teniendo en cuenta todos estos consejos, desde Farmacia El Laurel, te aconsejamos que adaptes tu alimentación en la menopausia  y consultes con un profesional que te pueda ofrecer unas pautas más específicas según tus necesidades.

Alimentación y menopausia, ¿Cómo desinflamar el cuerpo?

La inflamación  o hinchazón abdominal es uno de los síntomas más comunes que una mujer experimenta durante la menopausia debido a los cambios hormonales que se producen en su cuerpo. ¿Y esto por qué pasa? Porque la digestión pasa a ser más lenta y costosa, provocando así  una mayor acumulación de grasa y gases en determinadas partes de tu cuerpo como en el abdomen o la cintura.

Para controlar el hinchazón durante la menopausia, deberás tener en cuenta estos consejos:

  1. Bebe agua suficiente para ayudar a eliminar el exceso de líquidos. El consumo de infusiones diuréticas también te puede ayudar.
  2. Opta por una alimentación en la menopausia rica en frutas, verduras y proteínas para mantener un equilibrio.
  3. Trata de evitar el sedentarismo. La actividad física  de una manera regular, te puede ayudar a reducir el hinchazón.
  4. Utiliza prendas holgadas y cómodas para no ejercer presión en áreas que son propensas a hincharse.
  5. Disfruta de las comidas con tranquilidad, no tengas prisa. Come sentada y tómate el tiempo que necesites para masticar los alimentos. Intenta hacer comidas más pequeñas y con una mayor frecuencia, de esta manera facilitarás la digestión.
  6. Trata de evitar los chicles. Este tipo de masticables te pueden hacer tragar más aire y por tanto, provocan más gases y una mayor distensión abdominal.
  7. Masajea la zona abdominal. De esta manera, conseguirás estimular la circulación y aliviar la sensación de hinchazón.

En conclusión, adoptar una alimentación saludable durante la menopausia es como regalarle a tu cuerpo un camino más fácil. Incorpora alimentos ricos en nutrientes, evita los que puedan causarte inflamación y recuerda escuchar a tu cuerpo. ¡Esa es la clave! Estos consejos son genéricos y pueden variar según la situación de cada persona, por lo que, recuerda que, en caso de que la hinchazón permanezca o sea preocupante, te aconsejamos que consultes con un profesional de la salud.

Compartir el artículo

Contacta con nosotros

Si tienes alguna duda, necesitas opinión profesional o una recomendación farmacéutica, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de poder ayudarte