Gastos de envío gratis a partir de 50€ en península

síndrome del comedor nocturno

¿Qué se conoce por síndrome del comedor nocturno?

¿Eres de esas personas que intentan comer saludable, pero no paran de picar entre horas? ¿Tiendes a atiborrarte de comida por la noche? o ¿te has despertado en mitad de la noche con un fuerte impulso por comer?  Seguramente, tu relación con la comida no sea la más indicada y estés experimentando el síndrome del comedor nocturno. Te contamos qué es y qué puedes hacer para intentar controlarlo, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el síndrome del comedor nocturno?

El síndrome del comedor nocturno es un trastorno alimentario que se caracteriza por la ingesta significativa sin control de comida por la noche, que se ve acompañado de una pérdida del apetito durante el día y una sensación de falta de control sobre la alimentación nocturna.

Las personas con este síndrome, a menudo se despiertan por la noche para comer y experimentan sentimientos de culpa, vergüenza o ansiedad, relacionados con este comportamiento que han tenido.

¿Sabías que las personas que padecen esta enfermedad, suelen consumir  entre el 25-35% de sus calorías diarias después de la cena o en mitad de la noche?

Tipos del síndrome del comedor nocturno

  1. Comedor compulsivo de tarde-noche: la persona afectada comienza a consumir una gran cantidad de alimentos por la tarde y continua con una ingesta excesiva hasta altas horas de la madrugada.
  2. Comedor nocturno ansioso por antojos: persona que come alimentos después de la cena pero lo hace por gula y el deseo repentino de comer.
  3. Comedor del todo o nada: se caracterizan porque hay días en los que puede que no coman nada y otros en los que se hinchen a comer.

¿Cómo se comporta una persona con síndrome del comedor nocturno?

Por lo general, las personas afectadas tienden a recurrir a la comida de manera inconsciente, como una forma de aliviar posibles emociones negativas y que les resulta difíciles de gestionar. Este tipo de comportamientos, es común en individuos que tienen baja autoestima y altos niveles de inseguridad.

El comportamiento característico de las personas con síndrome del comedor nocturno incluye:

  • Ingesta rápida de los alimentos que come.
  • Consumo excesivo de alimentos por la noche o de madrugada. Tienden a preferir alimentos ricos en carbohidratos y azúcares, como por ejemplo bollería, dulces y cereales entre otros.
  • Son conscientes de la cantidad de alimentos que ingieren.
  • Tienen dificultades para conciliar el sueño
  • Omiten el desayuno por la mañana.

¿Qué consecuencias tiene para la salud?

El síndrome del comedor nocturno afecta de manera negativa a la calidad de vida de quien lo padece y repercute de una manera significativa en:

  • El sueño, debido a que perturba el ritmo circadiano, por lo que se producen cambios en los patrones de sueño.
  • Los cambios en los hábitos alimenticios generan una desorganización en la alimentación.
  • A nivel emocional, se desarrolla la baja autoestima, ansiedad, depresión y sentimiento de culpa.
  • Cambios en el peso, por lo que contribuye al desarrollo de la obesidad.
  • Aumenta el riesgo de enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso.

Síndrome del comedor nocturno, ¿Cómo dejar de comer compulsivamente por la noche?

Comer en exceso acaba teniendo consecuencias negativas en tu salud, y como sabemos que dejar de comer de manera compulsiva por la noche puede ser un auténtico desafío, desde Farmacia el Laurel te dejamos 6 consejos para que intentes evitar esos atracones de comida por la noche. Toma nota:

Planifica tus comidas

Establece horarios regulares de comida y trata de comer comidas equilibradas y nutritivas durante el día para intentar evitar sentir hambre en exceso por la noche.

Añade en tu dieta más alimentos ricos en fibras y proteínas

Alimentos como las legumbres, las verduras, las frutas o los frutos secos entre otros, te generarán sensación de saciedad y así evitarás comer otro tipo de alimentos no saludables.

Identifica desencadenantes emocionales

Trata de reconocer y abordar las emociones o situaciones que te llevan a comer de una manera compulsiva por la noche. Puede ser por estrés, aburrimiento o tristeza entre otros.

Mantén tu mente distraída.

La mayoría de las veces, el aburrimiento es muy malo y nos hace comer, por lo que trata de encontrar actividades alternativas para distraerte y ocupar tu tiempo por la noche, como por ejemplo leer un libro, ver una película o practicar técnicas de relajación.

Intenta no tener comida basura en casa

Si eres propenso a comer comida basura, el simple hecho de no tener en casa te hará no caer en la tentación de comer este tipo de alimentos por la noche. Si por el contrario, solo tienes comida sana, esto te beneficiará.

Busca apoyo emocional

Si sospechas que puedes estar sufriendo el síndrome del comedor nocturno es muy importante que busques ayuda profesional, ya que te puede ayudar a identificar los desencadenantes de por qué tiendes a comer por la noche y a fijarte un plan de tratamiento adaptado a tus necesidades.

En general, el síndrome del comedor nocturno es más serio de lo que parece, por lo que debe ser supervisado por un profesional que te facilite un tratamiento en el que se tengan en cuenta tus hábitos alimenticios, alteraciones del sueño y tu estado emocional, por lo que si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con tu médico.

Compartir el artículo

Contacta con nosotros

Si tienes alguna duda, necesitas opinión profesional o una recomendación farmacéutica, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de poder ayudarte